Home / Mapas / Europa en el período intermedio

Europa en el período intermedio

Europa en el periodo intermedio

Notas: 1) Estados fascistas, totalitarios y dictatoriales;  2) Estado comunista;  3) Estados de la barrera oriental; 4) Pequeña Entente; 5) Estados democráticos de Occidente; 6) Estados nórdicos democraticosocialistas; 7) Límite entre el mundo capitalista y el comunista.

Entre la primera guerra mundial y la segunda, o sea, entre 1918 y 1939, el continente europeo vivió un período de inestabilidad política en el seno de cada nación y en el complejo de las relaciones diplomáticas. En el mapa hemos procurado dar una visión aproximada del estado de Europa en vísperas de la contienda que estalló en septiembre de 1939.

En primer lugar se distinguen en el grabado los grupos de potencias democráticas y dictatoriales (signo 5 y 1 respectivamente). Entre aquellas figuran los Estados occidentales con grandes imperios coloniales, como el Reino Unido de Gran Bretaña y Norte de Irlanda, Francia, Bélgica, Holanda y Suiza. Entre las segundas, señalemos los Estados totalitarios de Alemania (que en 1938 se anexionó Austria) e Italia y Hungría, Bulgaria y Portugal. España acaba de salir de su guerra civil. Con signo diferente, pero no menos totalitario que Alemania, figura (signo 2) la U.R.S.S., o sea el Estado comunista soviético. Para aislarla de Europa, los diplomáticos levantaron la barrera de los Estados bálticos (Finlandia, Estonia, Lituania, Letonia) y Polonia (signo 3), que reforzamos en el gráfico con la línea en zigzag correspondiente al signo 7.

Señalemos también los países de la Pequeña Entente (signo 4), o sea Checoslovaquia, Rumania y Yugoslavia, grupo constituido para imponer en los Balcanes el respeto a las cláusulas del tratado de paz de 1919. Y en el Norte, el bloque democrático de los Estados escandinavos (signo 6), formado por Dinamarca, Noruega y Suecia.

Las aspiraciones territoriales alemanas, indicadas con las flechas que salen de sus fronteras, fueron la causa principal de la segunda guerra mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *