Ir al área central de www.pais-global.com.ar

MAPAS DE HISTORIA UNIVERSAL

MAPA XLIV - COLONIZACIÓN EN AMÉRICA DEL NORTE (SIGLOS XVI-XVIII)

Google

Colonización de América del Norte

Notas: 1) Flotas de Indias: ida y retorno; 2a) Territorio de nueva España en 1636; 2b) Íd. en 1786;; 3) Misiones del siglo XVIII; 4) Límites entre las posesiones inglesas y españolas en 1763 (Pas de París). Las cifras al lado de las poblaciones indican fecha de fundación.

En la historia de la obra de España en América marchan paralelamente tres hechos: el descubrimiento, la conquista y la colonización. En otros términos, tres hombres: el navegante, el capitán y el organizador. Este desarrollo armónico de la actividad de los hispanos en el Nuevo Mundo es la base esencial del éxito, moral más que económico, del imperio que España supo crear en aquellos países y mantener durante tres siglos.

Los centros rectores de las colonias españolas en América se situaron en la Península (monarca, Consejo de Indias, Casa de Contratación). En el Nuevo Mundo los elementos más importantes de la colonización fueron el virreinato, la ciudad y la misión. Entre amos grupos se tendía un órgano de enlace: la Flota de Indias, en la que se polarizaba la potencia militar, naval y económica y aun espiritual de España y América, y por lo tanto era el elemento geopolítico básico del Imperio. Éste fue pujante mientras la metrópoli dominó el océano y decayó con la ruptura de la hegemonía marítima española a comienzos del siglo XVII.

La Flota de Indias se dividía antes de llegar al Caribe. Mientras una parte servía los grandes puertos de Tierra Firme y el Istmo (Maracaibo, Santa Marta, Cartagena, Portobelo), donde se hacía el transbordo para Panamá y el virreinato del Perú, otra parte atendía los puertos de las Grandes Antillas y México (Santo Domingo, Santiago y Veracruz). La Armada se reunía en La Habana para emprender el viaje de regreso.

Otro elemento económico importante era el llamado navío de Filipinas, que partía de Acapulco rumbo a Manila y mantenía un floreciente tráfico a través del Pacífico.

La colonización española en Nueva España hizo notables progresos hasta 1636. Siguiendo los cursos de los ríos y en ardua lucha con el clima y los indios, soldados y misioneros se establecieron hasta los confines septentrionales de Arizona, Nuevo México y Tejas. Con la decadencia de la Monarquía hispánica en la segunda mitad del siglo XVII se interrumpió el progreso de la colonización. Pero en la centuria siguiente se reanudó con gran ímpetu. Entonces se establecieron en California las misiones franciscanas, que introdujeron en el país los cimientos de la civilización occidental, y se ampliaron y robustecieron las zonas de colonización en Nueva México y Tejas.

Por otra parte, el siglo XVIII registró sensibles cambios en el reparto territorial de América del Norte. A consecuencia de la paz de París de 1763 quedó eliminada Francia de aquel continente y España -previa cesión de Florida a Inglaterra- pasó a lidiar con las colonias inglesas en el Missisipi. Sin embargo, la corte de Madrid no supo sacar ventaja de tal situación. En 1783 renunció a la Luisiana Occidental en favor de Francia, después de rescatar Florida de los ingleses.

Otros Mapas Disponibles