Ir al área central de www.pais-global.com.ar

MAPAS DE HISTORIA UNIVERSAL

MAPA LIV -PRUSIA

MAPA LV - AUSTRIA

Google

Prusia y Austria

Notas: Del mapa LIV: 1) El Estado prusianobrandeburgués en 1640; 2) Anexiones en la época del Gran Elector;; 3) Conquistas de Federico II; 4) Territorios anexionados en 1815; 5) Límites prusianos en 1815 . Del mapa LV: 1) Núcleo originario de las posesiones de los Austrias; 2) Ampliación en la Baja Edad Media; 3) Extensión en época de Fernando I; 4) Anexiones en 1699; 5) Anexiones en 1718; 6) Anexión de Galitzia (1772); 7) Rectificación de fronteras en 1779; 8) Incorporación de Istria y Dalmacia (1797); 9) Incorporación de Trento y Salzburgo en 1803 y 1805 incorporados definitivamente en 1814.

PRUSIA: Durante el siglo XVIII se afirma en Europa el poder de Prusia, Estado que había aparecido, en calidad de factor importante en la política alemana, en la centuria precedente, gracias al genio militar y administrativo del Gran Elector de Brandeburgo. En el mapa damos un resumen gráfico del desarrollo de Prusia desde el Gran Elector a 1815.

El signo 1 revela que, en 1640, tres partes constituían el Estado prusianobrandeburgués: una oriental, el ducado de Prusia; una central, el Electorado de Brandeburgo, con la Altmark y la Neumark; y una tercera occidental, con los territorios de Mark, Cleveris y Ravensburgo. Durante el gobierno del Gran Elector, de 1640 a 1688 (signo 2, izquierda) sus estados se ampliaron con los territorios de Minden (Oeste), Magdeburgo y Halberstad (centro) y la Pomerania oriental.

Proclamada la realeza prusiana en 1700, durante los reinados de Federico I y Federico Guillermo I (de 1688 a 1740), Prusia experimentó poco aumento, salvo el territorio de Güeldres y la Pomerania occidental (signo 2, derecha). En cambio, Federico II logró fundir en un todo único Prusia y Brandeburgo y, además, añadir la región de Silesia a este conjunto. Por último, con la obtención de la Frisia oriental, Prusia hizo su aparición en el mar del Norte. Estas conquistas (signo 3) las realizó en las guerras de la Pragmática y Siete Años y los repartos de Polonia.

AUSTRIA: Examinemos ahora el desarrollo territorial del Imperio de Austria, cuyo poder, en decadencia en Alemania después de la guerra de Treinta Años, se amplió considerablemente en el transcurso del siglo XVIII, constituyéndose como gran Estado danubiano.

El núcleo original del Imperio se sitúa en las posesiones de los Habsburgo en los ducados de Austria y Estiria (signo 1), ampliados durante la Baja Edad Media con la anexión de los ducados de Carniola y Carintia y el condado de Tirol (signo 2). Bajo Fernando I, hermano de Carlos V, la dinastía de los Habsburgo recibió la corona de Bohemia (con Silesia) y la de Hungría; pero los turcos se adueñaron de gran parte de este reino y Transilvania, con lo que su dominio se redujo a lo indicado con el signo 3. La lucha contra el Imperio turco permitió a los Habsburgo, en 1699, recobrar Hungría, Eslavonia y Transilvania (signo 4), y el Banato de Temesvar (signo 5) con parte de Servia y Oltenia (más tarde perdidas). En cambio, en la guerra de la Pragmática, Austria perdió Silesia, que fue cedida a Prusia en 1742.

La desmembración de Polonia y la creciente debilidad de Turquía, dieron al Imperio austríaco respectivamente, la Galitzia polaca y la Bucovina (signo 6). Una rectificación de fronteras en el Oeste con Baviera tuvo lugar en 1779 (signo 7). Por último, en las guerras contra Napoleón, éste compensó las pérdidas territoriales de los Habsburgo en Occidente, permitiéndoles la incorporación de Venecia, Istria y Dalmacia en 1797 (estas dos provincias, indicadas con el signo 8) y de Trento y Salzburgo en 1803 y 1805 (signo 9); tras varias vicisitudes, las cuatro provincias quedaron unidas a Austria en 1814.

Otros Mapas Disponibles