Ir al área central de www.pais-global.com.ar

MAPAS DE HISTORIA UNIVERSAL

MAPA LXI - EUROPA EN 1815

Google

Europa en 1815

El Congreso de Viena, que clausuró la época de las guerras napoleónicas, restauró el mapa de Europa a base de dos principios contrapuestos: el de la legitimidad y el de las apetencias de expansión de los Estados vencedores. De este modo surgió una nueva ordenación política del continente, destinada a durar hasta la unificación de Italia y Alemania. Su rasgo más evidente es la simplificación del mapa europeo.

Los hechos territoriales más notables son, sin duda, la desaparición del Estado polaco, absorbido por Rusia, Austria y Prusia, y la constitución de las monarquías sueconoruega y belgoholandesa. La primera castigaba a Dinamarca por el apoyo prestado a Napoleón y la segunda tendía a forma un bloque político que taponara una posible agresión francesa en los Países Bajos. Respecto a Rusia, se le reconocieron las anexiones de Besarabia y Finlandia; Austria, por su parte, se incorporó, con la Galitzia polaca, Venecia y sus posesiones adriáticas, formando el reino Lombardovéneto. También Prusia logró un gran aumento de su territorio, no sólo con la mitad del reino de Sajonia, sino con la importante región de Renania, fronteriza con Francia y el nuevo reino de los Países Bajos.

En cambio, los diplomáticos de Viena no recogieron el manifiesto sentimiento nacional unitario que animó a los patriotas de Alemania en 1812, por lo que el país continuó disgregado en varios reinos y principados, bajo una innocua Confederación Germánica. Sus principales miembros fueron Austria, Prusia, Baviera, Sajonia, Wurtemberg, Hannóver y Baden.

Otros Mapas Disponibles